domingo, 12 de septiembre de 2010

Alicía en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland, Tim Burton, 2010)


Antes que nada hay que entender que esta es una secuela de "Alicia en el País de las Maravillas", la película de 1951 de los estudios Walt Disney, y no una nueva versión del libro de Lewis Carroll. Alicía, el personaje central ya no es una niña, sino una adolescente de la era victoriana.
De hecho, la película de Tim Burton, mezcla personajes y situaciones de los libros "Alicia en el País de las Maravillas" y "Alicia tras el espejo". Además, tiene un tono épico que une la historia más con la saga de "Las Crónicas de Narnia" (llevada a la pantallla grande también por Disney), que de "El Señor de los Anillos".
Burton es un director que ha logrado mantener una coherencia a lo largo de su coherencia. Ha mezclado lo oscuro con lo melancólico y lo gracioso con lo aterrador. Su "Alicia" tiene un aspecto enfermizo pero es muy bonita, y está muy confundida. Es tan "reventadita" que no lleva ni corset ni medias a una gran fiesta, algo que le recrimina su madre.
Como se dijo antes, esta película se inserta como una continuidad de aquella otra de dibujos animados de 1951. Según quedó registrado en la historia del cine, aquella versión no tuvo un buena recepción de la crítica en su momento, y recién con la llegada de la psicodelia se la valoró y se volvió un film de culto, para algunos.
Ahora, Alicia debe volver a "el País de las Maravillas", que en realidad se llama "el País de las Profundidades", para cumplir una profecía y liberar al pueblo de la opresión.
Por otro lado, la "Alicia..." de Burton es una película en 3D, algo que, todavía, no se puede ver en DVD. Y como la producción está hecha para ser exhibida en cines, en un telesivor, por más que sea un LCD, se pierde la profundidad de los decorados creados por computadora o el humo que larga una oruga, por ejemplo.
Jhonny Deep, le da vida a un omnipresente Sombrerero Loco, y Elena Helena Bonham Carter, a la cabezona Reina de Corazones. Ambos son actores fetiches de Burton, y se mueven con total soltura. El primero, como un demente muy educado, y la segunda con una extraña belleza y elegancia, a pesar de su sobredimensionada cabeza.
En verdad, todos están locos en esta tierra, pero también lucen simpáticos y amigables. Son muy tiernos, sobre todo los mellizos Tweedledee y Tweedledum (los interpretados por el actor Matt Lucas).
También se destaca la banda de sonido Danny Elfman, sobre todo cuando aparece el Jabberwocky (un dragón horripilante que tiene la voz de Christopher Lee).
A primera vista, la Alicia de Burton es una película infantil, no obstante puede resultar muy interesante para los adolescentes por la problemática de la inseguridad que aborda, y hasta divertida para los adultos que gusten del género fantástico.

Idiomas. Se puede elegir entre Inglés, Español, Portugués y Coreano en sonido 5.1.

Escenas. 16 dividididas en 4 pantallas.

Extras. En la edición de un DVD, solamente hay tres documentales de no más de 5 minutos cada uno. En alguna medida, parece un tributo a la pantalla verde delante de la cual tuvieron que tuvieron actuar todos los intérpretes.

- El Sombrerero Loco: la película de Burton se apoya mucho sobre la actuación de Jhonny Deep como el Sombrerero Loco. Lo mejor de este segmento es conocer que el actor hizo acuarelas sobre la forma en la que creía que tenía que lucir el personaje, y las comparó con los bocetos del Director. Parece que es una actividad bastante común en el desarrollo profesional de este actor tan particular.

- Buscando a Alicia: Aquí se explica por qué el personaje principal es una adolescente y sus motivaciones psicológicas. Se dedica mucho tiempo a dar cuenta de los distintos cambios de estatura que sufre Alicia a lo largo de la película.

- Creando el País de las Maravillas: aquí se aborda todo el proceso de efectos digitales que se utilizaron para dar forma al mundo donde ocurre la historia. Se toca el desarrollo de la Reina de Corazones, de los gemelos, y de Stayne (el personaje que interpreta Crispin Glover).

Balance. Podría haber sido mejor y más sustancioso, pero es lo que hay. Como que a la edición en DVD le falta un poco más de profundidad en lo que respecta al desarrollo creativo de la historia. Hubiera estado bueno que se hiciera una comparación entre la forma en la que lucían los personajes en la primera película de Disney y la de Burton. También un "paseo" por todos los bocetos originales. La verdad es que antes que ver como se creó toda esa tierra con computadoras, sería más interesante conocer ese mundo complejo con imágenes en movimiento.

3 comentarios:

  1. Hola, Cristian!
    Yo empecé a ver Alicia en el país de las maravillas de Burton en inglés subida en un avión mientras viajaba gran cantidad de horas este verano.
    Pero, sólo vi el principio porque me hubiese gustado poder disfrutar de los efectos especiales en 3D y no estaba plenamente concentrada ni en condiciones de entender todo lo que se decía en los subtítulos en inglés. Y no quería desperdiciar la película...
    Tal vez más adelante la veré en DVD y podré valorar la película como se merece, aunque sin los efectos especiales que tanto me hubieran gustado experimentar en la gran pantalla.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Me muero de ganas de tener un televisor en 3D pero también debería haber un reproductor en 3D y discos 3D. Parece mucho, y mucho más dinero.

    ResponderEliminar
  3. Para mi usto, una de las mejores películas de fantasía, porque te muestra la realidad desde otro enfoque y Tim Burton supo hacerlo bien! Como con la Reina de corazones!! Que un claro ejemplo de los obsesibos que somos los seres humanos!

    ResponderEliminar