Hipersomnia (Gabriel Grieco, 2016)

La hipersomnia es un trastorno del sueño que tiene como principal síntoma un somnolencia diurna. Gabriel Grieco la tomó de base para elaborar una película que la industria del cine argentino catalogó como de terror pero parece más un thriller con elementos fantásticos.



“Hipersomnia”, es una película que para el cinéfilo tendrá mucho de deja vú, puesto que a medida que avanza la historia hay elementos de Sucker Punch, de Zack Snyder, y de otra una cinta que protagonizó protagonizó Lindsay Lohan llamada “Se quien me mató”, además de “Hostel”. Sí, esos fueron spoilers.
Eso sí, la película es entretenida y hay cierto misterio que hace que el espectador quiera llegar al final para tratar de entender lo que está pasando.
El argumento es el siguiente: una actriz llamada Milena (Yamila Saud) quiere un papel en una obra de teatro. Tiene que soportar las exigencias del director Federico Del Pino (Gerardo Romano), cuyo método parece que resulta muy estresante para la joven. Esta presión parece influir en la relación con su novio Nico (Nazareno Casero). Pero el efecto más inmediato son los desmayos que sufre y que la hacen pasar a otra realidad en la que se llama Laly y vive confinada en un lugar parecido a una prisión, sometida a distintos tipos de abusos físicos y sexuales.
La acción es impulsada por el deseo de Milena de tratar de entender lo que está ocurriendo.
Hay que reconocer que la mayor parte del elenco femenino pudo aceptar  mostrarse en topless o desnudos de distintos tipos sin mayores problemas. Esto es un logro para el cine nacional, que suele tener todo un trance con el cuerpo, ya sea femenino o masculino.
Lo que ocurre es que por momentos, esas apariciones de pechos, nalgas y hasta algún que otro pubis a la distancia, parecen forzadas.
A la película parece que le sobraran como 45 minutos, porque se repiten ciertas situaciones, hasta que Milena logra dar con la explicación, que obviamente será la más sencilla.
El director apela a distintos elementos y situaciones para tratar de confundir un poco, porque si no, todo sería fácil.
Los primeros minutos de la película son pesados, a pesar de que hay algunas escenas de lesbianismo que podrían ser perturbadoras para alguien que no tiene televisión, porque eso se ha visto en muchos lugares.
En IMDB, a “Hipersomnia” la definen como “un thriller sobre el tráfico de seres humanos en Argentina”. Otro spoiler.
Lo cierto es que sobre el final hay un mensaje bonachón que, si bien es importante, no le aporta demasiado a la película. Es decir, la mayor parte de las escenas donde se ve a Milena como Laly demuestran un tremendo sufrimiento por parte de los personajes, y no es necesario poner una frase al final para que cualquiera entienda que lo que estaba pasando es “criminal”.
Lo más terrorífico de la película es el final, con elementos del género slasher de los 80s. Pero no demasiado.
Peter Lanzani sigue demostrando que es un valor a tener en cuenta para el cine nacional, aunque la performance en el tercer acto es como que no tiene el tiempo suficiente para desarrollarse.
Completan el elenco Jimena Barón, Florencia Torrente, Gustavo Garzón, Sofía Gala, Fabiana Cantilo y Naiara Awada, entre otros. Eso sí, a Barón y a Torrente, no se les nota ningún tipo de agobio a pesar de lo que les toca vivir, y eso les resta mucho a la película.
En fin, Hipersomnia no es para cualquiera, pero tampoco es una mala película. Es otra producto de la industria local que busca espacio para tratar de adecuarse a los estándares internacionales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Desafío sobre olas (Soul Surfer, Sean McNamara, 2011)

Más allá del Cielo (Charlie St. Cloud, Burr Sterrs, 2010)

Capitán América, el primer Vengador (Captain America: the first Avenger, Joe Johnston, 2011)