Fragmentos de una mujer (y una manzana)

 


"Fragmentos de una mujer" o Pieces of a woman es el gran drama con el que Netflix ha elegido comenzar el 2021.

Es una película protagonizada por un potente reparto de actrices y personajes femeninos. Busca explorar las sensaciones y sentimientos que generan el fallecimiento de una recién nacida en una madre y su familia.

El director se llama Kornél Mundruczó y es húngaro. Tiene 21 producciones audivisuales en su haber. 

La actriz principal es Vanessa Kirby quien ha participado en más de un blockbuster. También está Shia LaBeouf como el padre de la beba.

Ellen Burstyn hace de Elizabeth la madre de Martha (Kirby) y suegra de Sean (LaBeouf). Al parecer, sufre algún tipo de enfermedad degenerativa.

La película comienza presentando a Sean, un constructor, y a Martha, una oficinista, quien está embarazada. Tambien aparece Elizabeth para marcar que tiene un gran rol dominante sobre la pareja, principalmente porque la ayuda económicamente.

Antes de que se vea el título de la película está la escena del parto en la casa de clase media trabajadora de Martha y Sean. Los espectadores son testigos directos de todo lo que ocurre y termina con la muerte de la recién nacida. Es lo mejor de toda la película. Eso, y el final.

Ahí se conoce al personaje de la partera Eva el cual, lamentablemente, no tiene mucho más desarrollo salvo a traves de noticias presentadas en diferentes medios.

"Fragmentos de una mujer" podría haber sido una película sobre un juicio de mala praxis en la que los personajes se desgarran. Pero no. Elige ser una película sobre la manera en la que los personajes intentan procesar la muerte de la pequeña de diferentes maneras y si pueden o no seguir adelante, con un juicio de fondo.

Las primeras reacciones a la actuación de Kirby han sido de halagos. La actriz no ha sido madre hasta la realización de la película, por lo que su representación se basa en lo que aprendió leyendo y hablando con embarazadas. Hasta ha recibido un premio.

La película dura 2 horas y se siente muy larga, por momentos. Las situaciones que se suceden no siempre logran comunicar el duelo de los personajes.

El director muestra que tiene muchos recursos para contar la historia con imágenes (por ejemplo, cuando elige no mostrar la cara de un médico pero si la lágrima que se le escapa a Sean y las uñas despintadas de Martha). Hay una relación directa entre el desarrollo de la historia y la construcción del puente en la que participan Sean.

Pero por momentos parece que le faltan dialogos que terminen de acentar ciertos sentidos.

En el final se cierran muchos círculos, como la afición de Martha por las manzanas y sus semillas.

Al final de cuentas, "Fragmentos de una mujer" habla de lo difícil que resulta dejar partir a los muertos, aunque su existencia sea breve. Aunque podría ser mejor y más entretenida.


Volver a Chacabuquero




 




Comentarios